4 señales que te indican si has de continuar durmiendo en tu colchón o tienes que salir corriendo a comprar uno nuevo

4 señales que te indican si has de continuar durmiendo en tu colchón o tienes que salir corriendo a comprar uno nuevo

Existe una recomendación unánime en la que la mayoría de fabricantes y expertos en descanso están de acuerdo: la vida media de un colchón está entre los 8 y 10 años de duración. Pero… ¿Y?

A partir de ahí, hay otros cuantos factores a tener en cuenta que te indican si ha llegado la hora de que pases por Bedland, una estupenda firma de colchones españoles, que ha adoptado la innovación y la calidad como compañeros de vida de su marca.

Ahora veamos qué síntomas  han de ponerte en guardia, independientemente de los consejos que te vamos a dar a continuación para que trates con mucho mimo tu colchón, ya que, estarás de acuerdo con nosotros en que dormir bien, descansar confortable y profundamente, es sinónimo de salud. 

Las señales o síntomas:

— Te levantas cansado

— No consigues dormir y conciliar el sueño

— Tu colchón está hundido y deformado

— Te duele la espalda sin razón aparente

Los expertos aconsejan dar unos pasos básicos de mantenimiento como rotar y girar el colchón, para que no pierda sus propiedades, más pronto que tarde, comprobar el estado de los materiales y tener en cuenta si es un colchón de diario o, por ejemplo, de fin de semana, en cuyo caso te durará, dicen, algo más de tiempo. 

Y si, visto lo visto, decides que ha llegado la hora, en Bedland, en el Ciudad de Tres Cantos, son especialistas en colchones, sólo de alta tecnología. Sus colchones son exclusivos, ya que los fabrican ellos mismos, con los mejores materiales procedentes de la Unión Europea. 

Tú sólo tendrás que elegir entre un colchón viscoelástico o no, una almohada que vaya con tus preferencias de sueño, muy importante, y si lo necesitas, también fabrican canapés abatibles y cabeceros de cama. 

Y… por nuestra parte, nada mas. Sólo recuerda que… como dijo Shakespeare… “Y los sueños… sueños son”. Ni más, ni menos. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *